Día 9: Romper barreras | Traducir e intercambiar

Miércoles, Diciembre 3, 2008

Muchas veces nos mantengamos dentro de los límites de lo conocido – en términos de cultura, raza, clase, preferencia sexual, religión. Estar con otras personas que hablan el mismo idioma es más cómodo. El lenguaje enmarca y refleja nuestras vidas. Quizás evitamos ir a lugares donde no hablamos el idioma local porque no nos sentimos seguras.

El inglés es el idioma de preferencia para la producción de conocimientos. Las ideas-- y las voces en otros idiomas no se escuchan fácilmente. Si eres una mujer y no hablas inglés, el silencio en internet es palpable. Es difícil sentirse segura cuando el idioma no es propio. A pesar de esto, muchas personas que no hablan inglés hacen un esfuerzo especial para asegurar el acceso de angloparlantes. Hay herramientas sofisticadas en internet para facilitar este acceso.

Debido a la cantidad inmensa de información disponible en inglés, se puede preguntar si los angloparlantes buscan información en otro idioma. ¿Aprovecharán estas herramientas de traducción para conocer las actividades de mujeres en la India, Brasil, o el Líbano? Muchas veces los estereotipos de diferentes culturas surgen porqué no hay información disponible en el idioma de la otra cultura, o se usan términos distintos para describir la misma problemática.

A veces se puede caer en la trampa de usar jerga que sólo entiende el grupo con lo cual nos sentimos afines – ie. “transversalización de género”, siglas, o la utilización de términos técnicos como si todo el mundo entendiera de qué hablamos.

La acción de hoy te invita a aprovechar de herramientas de traducción para conocer el activismo en contra de la violencia hacia las mujeres en otros países e idiomas y así ampliar las redes para terminar con la violencia.

1. Descubrir sitios de mujeres en otros países e idiomas

  • Ir a http://translate.google.com para explorar los servicios de Google para la traducción a múltiples idiomas. El sitio tiene diferentes herramientas. Por ejemplo, en la pestaña de “texto y web” puedes cortar y pegar el texto que quieres traducir (hay 35 idiomas para escoger) o insertar una dirección URL para traducir una página web completa.
  • Ir a la pestaña “Búsqueda traducida” e insertar una palabra o frase como “feminista” o “violencia hacia las mujeres” Escoje tu idioma y el idioma de las páginas web donde quisieras buscar.

Por ejemplo, hablas castellano y quieres buscar sobre “hostigamiento sexual” en Hindi, en sitios web en Hindi. Primero, Google traducirá “hostigamiento sexual” a Hindi, y luego buscará este término. Después, te presentará los resultados de búsqueda en Hindi, con una traducción inmediata al castellano al lado. Si visitas uno de los enlaces en español, Google traducirá la página completa inmediatamente.

  • Intenta probar términos como feminista, derechos sexuales y reproductivos, aborto, hostigamiento sexual, marimacha
  • Descubrirás que la traducción no es perfecta, pero podría darte suficiente información para conocer los temas centrales de violencia que enfrentan en otros países y sus campañas.
  • Prueba usar la opción de “Texto y web” para traducir un comentario de solidaridad y reflexión en el sitio que visitas. Pon un enlace a tu propio sitio o blog, y al sitio de ¡Dominemos la tecnología! también.

Comparte lo que aprendiste y los sitios que visitaste en tu blog, o como comentario a está acción. También podrías intentar etiquetar la página visitada usando del.icio.us.

2. Reflexionar acerca de las posibilidades de acceso

Al hacer la traducción, es probable que veas muchos elementos no traducidos. Google no puede traducir nombre propios ni siglas, y se puede equivocar cuando se usa jerga. El acceso a la información depende del idioma.

Nota que Google no puede traducir elementos que no son textos, por ejemplo un imagen que no tiene los códigos adecuados. Ver una página traducida por Google también da una idea de lo que una persona con discapacidad visual puede entender del sitio utilizando tecnología para transformar texto en voz – no entenderán lo que intenta expresar un imagen si no se describe con texto. Aunque cada día hay mayor insistencia en ofrecer sitios web que son accesibles para tod@s, muchas páginas no son entendibles para mujeres con discapacidad debido a que se ha usado un diseño y un código inadecuado.

Si tienes un blog o sitio web, o si tu organización intenta dar a conocer la problemática y soluciones acerca de la violencia hacia las mujeres, la posibilidad de un acceso legible es un tema vital. Para más información acerca de la accesibilidad, visita la Iniciativa para Accesibilidad en la Web.

3. Ayuda a la creación de un traductor Google sensible a género

Google traduce mejor en algunos idiomas que en otros. Si tu eres bilingue, verifica la calidad de la traducción y aporta sugerencias para mejorarla. Si encuentras una nota usando términos como “víctima de violencia” puedes sugerir “survivor” en vez de “victim”, o que piropo se entiende como “sexual harrassment”.

4. Conocer nuevos términos y construir conocimiento

  • Los términos específicos o jerga de un país pueden revelar el alcance de la violencia en contra de las mujeres, y quizás actitudes acerca de la violencia. Para conocer un ejemplo, busca el término “Eve teasing”. ¿Hay otros términos propios a tu cultura para hablar de la violencia hacia las mujeres?
  • En varios países palabras vitales para la organización y libertad de expresión de las mujeres son filtradas por el estado en los sitios web. Por ejemplo, puede ser difícil para una mujer en Irán encontrar resultados para la búsqueda de la palabra “lesbiana”. Sin embargo, el desarrollo de estrategias de búsqueda creativas, usando jerga propia de la comunidad lésbica, puede revelar muchos más resultados porque evita la censura.

Explora otros idiomas y profundiza las conexiones para acabar con la violencia.