Día 14 | Ataque a los derechos: la violencia dirigida a comunidades | Arma el mapa. Termina con la violencia. Exige el cambio

Jueves, Diciembre 8, 2011

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre libertad de expresión y opinión centró la importancia de internet en que permite el ejercicio de un amplio rango de derechos humanos. Hemos visto esto a través de las múltiples formas estratégicas y creativas con que el movimiento feminista y las activistas de los derechos humanos llamaron a movilizarse para la acción en los espacios en línea. Desde peticiones, informaciones compartidas, alertas, documentación y activismo creativo, hasta construcción de comunidad y movilización, el potencial democratizador de internet es aprovechado para la transformación social, económica, cultural y política. 

Para sectores de la sociedad que tienen poco acceso a otros ámbitos públicos por las múltiples formas de discriminación que enfrentan, internet es un espacio muy valioso y una plataforma para el cambio. Puede amplificar perspectivas marginadas, hacer visibles las experiencias silenciadas y reunir personas con preocupaciones o identidades compartidas en un espacio relativamente más seguro para llamar al cambio. [http://erotics.apc.org].

Sin embargo, a medida que internet abre nuevos espacios para el compromiso público de mujeres y niñas, sus derechos sufren ataques. Hay organizaciones de derechos de las mujeres y activistas feministas cuyos espacios en línea resultaron hackeados por sus posiciones a favor del feminismo y la igualdad de género. Hay blogueras que elevan su voz contra la discriminación que enfrentan a través de ataques abrumadores mediante mensajes que buscan perturbar su capacidad para expresarse en línea. Incluyen comentarios que atacan a su género y sexualidad, con amenazas de violación y violencia y también fotomontajes donde se las hace aparecer en forma violenta y degradante.

Algunas comunidades en línea formadas para explorar, defender y promover los derechos sexuales en forma segura resultaron bloqueadas, hackeadas e infiltradas por actores del estado y por particulares para vigilarlas y acosarlas. Entre estos se incluyen autoproclamados defensores de los derechos de internet, como grupos de hackers anónimos. Al mismo tiempo, en algunas plataformas de redes sociales se han creado grupos que promueven el odio, la intolerancia y la violencia contra otros grupos de personas debido a su identidad de género o sexual, entre ellos personas transgénero, defensoras de la libre opción y lesbianas.

Los esfuerzos por supervisar y evaluar las amenazas a la libertad de expresión, de información, de opinión y de reunión en internet rara vez incluyen una perspectiva feminista que se concentre en la problemática del hostigamiento en línea y la violencia contra las mujeres relacionada con la tecnología. Defiende nuestro derecho a comunicarnos en línea con libertad y seguridad. ¡Dominemos la tecnología! Arma el mapa. Hazlo visible. Y exige el cambio. 

1) ARMA EL MAPA

  • ¿Conoces casos en que sitios web creados por organizaciones de derechos de las mujeres, defensoras de derechos sexuales, activistas feministas o blogueras hayan sufrido hackeos, bloqueos o hayan sido borrados?
  • Los disparadores de estos ataque pueden ocurrir durante tiempos electorales, debates nacionales sobre temas relacionados con los derechos de las mujeres, en especial sus derechos sexuales y el derecho a la autonomía corporal e individual o cuando hay una campaña por la regulación de internet en nombre de la protección de la moral pública, como el bloqueo de sitios LGBT por considerarlos “pornográficos”.
  • Colócalos en la agenda de defensa de los derechos en internet. Agrégalos al mapa de ¡Dominemos la tecnología!
  • Si el sitio está caído, haz una captura de pantalla y agrégala a tu informe.
  • Haz clic en “enviar un informe”.
  • Escribe una descripción del espacio y qué sucedió. Presta atención especialmente a los sucesos contextuales que puedan haber influido. 
  • En la categoría “tipo de VCM” marca "Violencia dirigida a comunidades" y otras si corresponden.
  • Marca en el mapa la región sobre la que se concentra el sitio o, si es global, el pueblo/ciudad donde te encuentras (no escribas la dirección de tu domicilio ni tu calle, con abarcar una zona amplia es suficiente).
  • Sube la captura de pantalla como parte de tu informe.

2) COMPARTE TU HISTORIA

  • ¿Alguna vez has sufrido acoso o ataques en línea debidos a tu género, sexualidad o posición feminista?
  • ¿O tus cuentas y espacios en línea resultaron atacados por tus opiniones y posiciones en temas relacionados con los derechos de las mujeres, género y sexualidad? 
  • Añade tu historia al mapa enviando un informe. Para hacerlo, sigue los mismos pasos que mencionamos arriba. 
  • Revisa el mapa en busca de informes de casos y lee las historias. 
  • Haz llegar tu apoyo dejando un comentario o compartiendo tu propia experiencia.

Coloca en el mapa la violencia en línea contra las voces feministas. Exige reconocimiento, llama a la acción y defiende nuestro derecho a participar en internet con libertad y seguridad.